Emergencias y Proteccion Civil

El Sistema Vasco de Atención de Emergencias y Protección Civil

La ley 15/2012 de ordenación del sistema de Seguridad Pública de Euskadi en su Título IV dedicado al Sistema Vasco de Atención de Emergencias y Protección Civil establece en su artículo 58 que en el marco de sus respectivas competencias, las administraciones públicas vascas conforman un sistema de atención de emergencias y protección civil, integrado y compatible, constituido por la globalidad de planes, procedimientos, mecanismos, medios y recursos del conjunto de las administraciones públicas del País Vasco que persiguen la atención y gestión de todo tipo de emergencias.

El sistema vasco de atención de emergencias y protección civil comprende el conjunto de acciones dirigidas a evitar, reducir o corregir los daños a personas y bienes y el patrimonio colectivo por toda clase de peligros o amenazas de origen natural, tecnológico o antrópico, cuando la amplitud o gravedad de sus efectos potenciales o efectivos impliquen una afectación colectiva grave, catástrofe o calamidad pública, así como en otros casos de urgencias o emergencias que puedan derivar en aquellas o pudieran requerir de la coordinación de distintos servicios y operativos.

Se incluyen en lo anterior los fenómenos meteorológicos susceptibles de provocar catástrofes o calamidades públicas, especialmente desde la perspectiva de la influencia del cambio climático.

La actuación de las administraciones públicas del País Vasco se ajustará a lo previsto en la citada ley y en la Ley 1/1996, de 3 de abril, de gestión de emergencias.

Servicios básicos y complementarios

Integran el sistema vasco de atención de emergencias y protección civil todas las organizaciones, colectivos, entidades o instituciones que tienen por objeto la protección, asistencia y socorro de las personas y bienes en la Comunidad Autónoma de Euskadi.

Servicios básicos

Se consideran servicios esenciales o básicos del sistema vasco de atención de emergencias y protección civil aquellos prestados por una administración, de forma directa o indirecta, cuya concurrencia es necesaria en las situaciones de emergencia, dada su disponibilidad permanente, carácter pluridisciplinar o especialidad, tales como los siguientes:

a) Los servicios de la red de alerta, incluido el Servicio Vasco de Meteorología.

b) El Centro de Coordinación de Emergencias de Euskadi.

c) El Servicio de Intervención Coordinadora.

d) Los servicios de prevención, extinción de incendios y salvamento.

e) Las fuerzas y cuerpos de seguridad.

f) Los servicios de asistencia sanitaria en emergencias.

g) Los servicios de lucha contra incendios forestales.

h) Los servicios de socorro, rescate y salvamento.

 

Servicios complementarios

Se consideran servicios complementarios los que, perteneciendo a administraciones, organizaciones o agrupaciones profesionales o voluntarias, públicas o privadas, se movilizan para concurrir en las emergencias, complementando la intervención de los servicios esenciales, tales como los siguientes:

a) El voluntariado de protección civil.

b) Las organizaciones técnicas y profesionales en materia de seguridad que, estando en posesión de cualquier tipo de acreditación para actuar en alguno de los ámbitos reglamentarios de seguridad, prestan colaboración voluntariamente o por requerimiento de las administraciones públicas.

c) Los bomberos de empresa.

d) Los servicios de las administraciones públicas no clasificados como esenciales o básicos al sistema, tales como los servicios de mantenimiento de carreteras y obras públicas y la red de albergues y servicios sociales.

e) Las empresas públicas o privadas, cuando por la naturaleza de su actividad se consideren necesarias para la prestación de asistencia ciudadana. Se consideran incluidos los servicios de suministro, mantenimiento y conservación de redes de telecomunicaciones, agua, gas y electricidad.

f) Otros medios auxiliares.

La Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología

Dentro de la estructura del Gobierno Vasco, esta dirección es la encargada de coordinar el Sistema Vasco de Atención de Emergencias, para dar respuesta integral a todo tipo de emergencia que se pueda presentar en el ámbito de la Comunidad Autónoma Vasca, tanto aquellas de carácter catastrófico o calamitoso como en otras menos graves que, sin producir trastorno social o desbordamiento de los servicios esenciales, requieren una atención coordinada y eficaz.

Por otra parte, la experiencia permite aseverar que los servicios de meteorología constituyen parte de los sistemas de alerta frente a fenómenos meteorológicos adversos susceptibles de provocar situaciones de grave riesgo para personas y bienes. Por ello, dado su innegable interrelación, se consideró adecuado para una mayor eficiencia en la gestión de las competencias de ambas áreas, que la Dirección de Meteorología y Climatología, sin perder sus características propias de servicio transversal, se integrara en la Dirección de Atención de Emergencias y Protección Civil, siendo su denominación actual: Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología.

El Gobierno Vasco, partiendo de la adopción del teléfono común europeo "112", como "puerta de entrada" para todas las emergencias, gestiona un sistema que, sin provocar merma de las responsabilidades sectoriales y competencias, que otras administraciones u organismos tengan con respecto a la emergencia pública, asegura una utilización racional de los recursos, que Euskadi dispone, para dar respuesta, con la mayor efectividad, a cualquier evento que ponga en peligro la vida de los ciudadanos y sus bienes así como el patrimonio comunitario. Impulsando, para ello, la coordinación eficaz de todos los agentes externos intervinientes en el ámbito de la emergencia tanto en fase de prevención (planificación, formación y difusión) como en la fase de intervención y resolución de los incidentes, con el objetivo último de dar servicio óptimo al ciudadano.

Voluntariado

El Decreto 24/2010, de 19 de enero, sobre la participación voluntaria de la ciudadanía en el Sistema Vasco de Emergencias, regula y define el modelo de voluntariado de protección civil, según la ley 1/1996, de 3 de abril, de Gestión de Emergencias.

Clases

  • Organizaciones locales de voluntarios y voluntarias de protección civil integradas en la estructura de la protección civil municipal.
  • Otras entidades colaboradoras con la protección civil, convenidas con el Departamento de Interior del Gobierno Vasco.
  • Bomberos voluntarios.

Actuación en emergencias

  • Dependencia funcional de la autoridad correspondiente.
  • Servir de refuerzo o colaboración y, en su caso, de suplencia subsidiaria de los servicios públicos integrados por profesionales o funcionarios.
  • Actuarán siguiendo los planes de protección civil y las tácticas operativas elaboradas a tal efecto.

Derechos y deberes

  • La relación del voluntariado con su organización en ningún caso generará vínculo alguno de naturaleza contractual o funcionarial.
  • Habrán de prestar sus servicios de forma voluntaria, altruista y gratuita.
  • La organización será democrática y con estructura jerarquizada.

Fomento

  • Colaboración con las administraciones públicas promocionando la concesión de ayudas y subvenciones a quienes se inscriban en el registro de organizaciones del voluntariado colaboradoras con la protección civil.

Registro de las organizaciones del voluntariado

  • Desarrollo, competencia y gestión por la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Departamento de Interior, Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco.

Comité asesor del voluntariado de protección civil

  • Es el órgano de trabajo de la Comisión Vasca de Protección Civil de Euskadi. Sus representantes son nombrados por la Consejera de Interior, Justicia y Administración Pública del Gobierno Vasco, mediante una Orden, publicada en el BOPV, para realizar las tareas de estudio y debate de todas las cuestiones referidas a la organización, funciones, formación y medios del voluntariado de protección civil y sus organizaciones en la Comunidad Autónoma del País Vasco.