Cuerpos de Policía Local

Historia

El origen de las actividades de la defensa del orden público en el País Vasco se sitúa en la organización durante el siglo XII de las milicias municipales, en el ámbito de un proceso que afecta a todas las sociedades occidentales, en el que no hay diferencia entre lo militar y lo policial. Estas milicias tuvieron un carácter esporádico y eminentemente popular. Fueron el antecedente de lo que más tarde serían los ejércitos permanentes consolidados durante los siglos XV y XVI.

La policía, como institución de orden interior y a nivel de concejo, se entiende como tal en el contexto político convulso de finales del siglo XVIII y siglo XIX. En concreto, las guerras carlistas propinan que las Diputaciones Forales vean en peligro la supervivencia del régimen foral, motivo por el que, aunando sus esfuerzos, logran de la monarquía borbónica la práctica exclusividad en materia de orden público; hecho éste que se materializará en la creación de los primeros cuerpos forales armados, de carácter permanente: los Mikeletes, Forales y Miñones.

En cuanto al proceso institucional de la Policía Municipal como tal, se debe enmarcar en el establecimiento de los Gobernadores Civiles en el año 1834, respondiendo a la organización periférica de la administración, establecida en diputaciones y ayuntamientos. Es durante la segunda mitad del siglo XIX, cuando, de forma paulatina, se van creando los Cuerpos de la Guardia Municipal, como se muestra con la descripción gráfica sobre las policías locales de las tres capitales vascas.

 Policía Municipal de Bilbao

La creación de la Guardia Municipal de Bilbao se enmarca en el primer período de entreguerra del conflicto carlista. En concreto, el 8 de noviembre de 1844, durante el mandato del Alcalde Federico Victoria de Lecea, se crea la Guardia Municipal de Bilbao como una institución moderna de ámbito local. Su primera promoción fue integrada por los seis alguaciles que previamente se encargaban de hacer cumplir los reglamentos de policía urbana, vigilar los mercados y sitios públicos.

Policía Local de Vitoria-Gasteiz

A principios del siglo XIX, en Vitoria-Gasteiz se dotó a la tarea de salvaguardar la seguridad de las calles de una cierta profesionalidad, mediante la organización de las primeras figuras encargadas de velar por el cumplimiento de la normativa municipal: los serenos y alguaciles.

Ya a finales de siglo, en concreto, en 1877 se aprueba la Ley Municipal que regula definitivamente la organización de la Seguridad Ciudadana. Años más tarde, mediante esta ley se otorga al servicio cierta unidad, de tal forma que las tareas que venían realizando los alguaciles y serenos, pasan a ser desempeñadas por guardias diurnos y nocturnos, quienes integrarán la Guardia Municipal de Vitoria-Gasteiz.

Guardia Municipal de Donostia-San Sebastián

Los antecedentes de la Guardia Urbana de Donostia-San Sebastián, al igual que en las otras dos capitales vascas, se remonta a principios del Siglo XIX. En concreto, en el año 1829 el Ayuntamiento de la ciudad crea un servicio del Cuerpo de Serenos, con el cometido de velar por el orden público nocturno y de mantener el buen funcionamiento del alumbrado público.

Este cuerpo sufre una serie de vaivenes durante la primera mitad del siglo, consistentes en su supresión y su creación en función del ambiente bélico de ese periodo y de la situación de inseguridad ciudadana provocada por el estado de guerra.

Por otro lado, en 1849, se crea el Servicio de Celadores de la Policía Urbana de San Sebastián.

Posteriormente, en 1865, el Ayuntamiento reforma ambos Servicios, de forma que su organización y gestión dependiese del Ayuntamiento, ya que, hasta aquella fecha, la responsabilidad del Cuerpo de Serenos era compartida entre la Diputación Foral y el Ayuntamiento. Es en 1873, cuando los Serenos son considerados a todos los efectos, como componentes del Cuerpo de Policía Urbana.

Ya entrado en el siglo XX, la figura del sereno desaparecerá del Reglamento del Cuerpo de Policía Municipal de 1900, que queda compuesto por celadores municipales que, a su vez, estarán divididos en dos grupos: vigilantes durante el día y vigilantes durante la noche.

En 1917, otra reforma del Reglamento estructurará a la Guardia Municipal en cuatro secciones: Sección Urbana Diurna; Sección Urbana Nocturna; Sección de Guardas y Sección Volante.

Ingreso en la Policia Local

Según establece el Reglamento de Selección y Formacion de la Policia del Pais Vasco para tomar parte en los procesos selectivos de ingreso por turno libre en las escalas y categorías de los cuerpos que integran la Policia del Pais Vasco será necesario reunir los siguientes requisitos:

  1. Tener la nacionalidad española.

  2. Tener 18 años de edad y no haber cumplido los 35 para el ingreso en la categoría de Agente. No obstante, para el ingreso en los cuerpos de Policia Local, podrá compensarse el limite máximo de edad con servicios prestados en la Administracion Local, en cuerpos de Policia Local.Tener 18 años de edad y no haber cumplido los 45 para el ingreso en la categoría de Subcomisario o Subcomisaria. No obstante, para el ingreso en los cuerpos de Policia Local, podrá compensarse el limite máximo de edad con servicios pretados en la Administracion Local, en cuerpos de Policia Local.

  3. Tener una esatatura minima de 1,65 los hombres y 1,60 las mujeres.

  4. Estar en posesión de la titulación academica exigida para el ingreso en la escala correspondiente.

  5. No estar incurso en el cuadro de exclusiones medicas establecidos en el Decreto 36/2004.

  6. No haber sido condenado por delito doloso, si separado del servicio de la Administracion Publica ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones publicas. Sera aplicable, no obstante, el beneficio de la rehabilitación, de acuerdo con las normas penales y admnisitrativas, siempre que aquella se acredite mediante el correspondiente documento oficial por parte del aspirante.

  7. No haber sido excluido de un proceso selectivo para el ingreso en algún cuerpo de Policia del Pais Vasco por la comisión de una falta grave o muy grave, salvo que hubiera transcurrido un periodo de tiempo equivalente a su plazo de prescripción contado desde la fecha de declaración de la exclusión.

  8. Estar en posesión del permiso de conducir de la clase y en el plazo que se determine cada convocatoria.

Uniformidad de la Policía Local Vasca

La Orden de 24 de septiembre de 2012, de la Consejera de Interior, Justicia y Administración Pública, publicada el 3 de octubre en el BOPV  establece el «Manual de uniformidad y signos distintivos externos de las policías locales de Euskadi».

El Manual contiene las directrices básicas para la homogeneización de la uniformidad y otros elementos externos de identificación de los cuerpos de la policía local de Euskadi, que sirvan de referencia y criterio orientador a la hora de adoptar decisiones al respecto por las autoridades locales. Se consideran signos externos de identificación de las Policías Locales del País Vasco:

  • El vestuario, que se compone de las prendas de uniformidad, insignias identificativas y distintivos necesarios para el desempeño de la actividad policial. 

 

  • El diseño de los vehículos necesarios para el cumplimiento de sus funciones. 

La Orden de 24 de septiembre de 2012, de la Consejera de Interior, Justicia y Administración Pública

Distribución agentes en la CAPV